Newsroom

El Informe Trimestral de LUMA para el año fiscal 2022 detalla las acciones y el progreso de la compañía hasta la fecha

San Juan, Puerto Rico, 16 de noviembre de 2021 – Hoy, LUMA publicó su primer informe trimestral para el año fiscal 2022 a la Autoridad de Alianzas Público-Privadas de Puerto Rico (Autoridad P3) y al Negociado de Energía de Puerto Rico (Negociado de Energía). El informe provee una contabilidad de las operaciones de transmisión y distribución para el período trimestral que finaliza el 30 de septiembre de 2021 y detalla una serie de desafíos iniciales e inesperados, mejoras generales del sistema, cambios y mejoras en el servicio al cliente, actualizaciones operativas y de manejo, y proyectos de infraestructura recientemente aprobados para el sistema de transmisión y distribución en Puerto Rico.

«Como demuestra nuestro primer informe trimestral, estamos comprometidos a ser muy claros con nuestros reguladores y el pueblo puertorriqueño al que tenemos el privilegio de servir sobre los desafíos que enfrentamos y el progreso significativo en curso para mejorar el sistema energético», dijo el presidente de LUMA, Wayne Stensby. «Si bien hay mucho trabajo por hacer, hemos tomado medidas significativas para mejorar en todas las facetas de las operaciones. De cara al futuro, seguiremos inspirándonos en nuestros clientes de los que escuchamos todos los días y que nos instan a seguir adelante, a mejorar lo que estaba aquí para nosotros y a seguir progresando todos los días».

Desde hacerse cargo de las operaciones del Sistema de Transmisión y Distribución en junio de 2021, la fuerza laboral de 3,000 personas de LUMA ha tomado una serie de acciones para mejorar la red de energía, el servicio al cliente, la respuesta a emergencias, y para establecer una base sólida con la cual construir un sistema de energía más confiable, más resistente y limpio para el pueblo puertorriqueño.

Entre las mejoras claves realizadas en la infraestructura, así como en las operaciones y la administración, se incluyen las siguientes:

  • El lanzamiento de múltiples canales de comunicación nuevos para los clientes, que incluyen un nuevo sitio web, una aplicación para dispositivos móviles y canales de redes sociales.
  • La reapertura de los 25 centros de servicio al cliente ubicados en comunidades a través de todo Puerto Rico y la asistencia a más de 492,000 clientes durante el trimestre.
  • Responder a un total de 590,985 llamadas, un aumento de 39% con respecto a las llamadas de la AEE respondidas durante el mismo período en el 2020.
  • El asociarse con varias agencias de financiamiento, incluyendo el Departamento de la Familia y Vivienda, para garantizar que los clientes tengan acceso y estén educados sobre los diversos programas de alivio financiero disponibles para ellos.
  • Mejorar la seguridad mediante la reducción de las tasas de lesiones por seguridad: tasa de lesiones registrables de 2.40 en comparación con la línea de base de la AEE de 6.90 y una tasa de gravedad de 13.16 en comparación con la línea de base de la AEE de 50.84, lo que representa el 65% y las mejoras del 74% en las estadísticas de seguridad, respectivamente.
  • Activar el servicio de medición neta de energía (NEM) para casi 7,500 clientes de energía solar.
  • La sustitución de aproximadamente 1,070 postes y reparación y energización de tres subestaciones.
  • Poner en servicio 1,200 vehículos nuevos o reparados, cumpliendo totalmente con los requisitos de transporte y seguridad para servicios públicos eléctricos.
  • Limpieza de 139 subestaciones de malezas y vegetación, que incluyeron la eliminación de aproximadamente 455,000 libras de chatarra, 162,000 libras de aluminio, 35,000 libras de cobre y 42,000 libras de viejos cabezales postes de alumbrado y millones de galones de basura y escombros.
  • Asegurar la aprobación de 65 proyectos que representan $ 2.8 mil millones en trabajo.
  • Llevar a cabo capacitaciones en salud y seguridad para cientos de nuevos compañeros de trabajo de LUMA, y
  • Graduar a la primera clase de trabajadores de línea puertorriqueños de LUMA College for Technical Training, brindando capacitación y desarrollo de primera clase para los oficios técnicos.

El presupuesto del primer trimestre de LUMA es consistente con el presupuesto de gastos previsto por LUMA para 2022, el cual generalmente va en aumento a lo largo del año para gastos operativos y de capital. LUMA reportó gastos operativos más altos de lo proyectado asociados

con mejoras en la seguridad y la capacitación operativa para los nuevos trabajadores, así como la capacitación en seguridad y la actualización de las habilidades para la fuerza laboral existente. En interés de la seguridad pública y de los trabajadores, LUMA tomó una serie de acciones proactivas para aumentar la fuerza laboral con trabajadores temporeros capacitados y calificados, y para mejorar la naturaleza y el alcance de la capacitación requerida para prevenir incidentes de seguridad.

«Estamos profundamente comprometidos con el reclutamiento, la capacitación y la construcción de la mejor fuerza laboral puertorriqueña para que puedan hacer el trabajo difícil de construir un sistema de energía de primera clase para más de 1.5 millones de clientes y sus familias», dijo Stensby. «A través de la asociación con nuestros clientes, reguladores y la Autoridad P3, aprenderemos de los errores del pasado y construiremos un sistema de energía del que los puertorriqueños puedan estar orgullosos».

El informe también destaca la importancia de trabajar cooperativamente y en asociación con los reguladores y la Autoridad P3 para superar una serie de desafíos que LUMA ha enfrentado durante la transición, y lograr lo que los puertorriqueños merecen y esperan: un sistema de energía y un proveedor de energía en el que puedan confiar y depender.

En aras de la transparencia, el primer informe trimestral destaca una serie de desafíos significativos que LUMA enfrentó desde la transición. Entre los desafíos que el equipo de LUMA ha tenido que abordar, se incluyen los siguientes:

  • Cientos de bienes y equipos eléctricos que no funcionan, incluyendo 29 subestaciones que no funcionan, lo que crea una grave sobrecarga de circuitos y daños a los equipos.
  • Limitaciones amplias y significativas del centro de llamadas y atención al cliente y sistema de facturación (CC&B).
  • Operatividad marginal del Sistema de Gestión de Interrupciones.
  • Sistema de gestión de activos aislado e inexacto en medio de una actualización incompleta en la fecha de inicio.
  • La falta de documentación de los procesos y procedimientos actuales.
  • No hay progreso de material de ingeniería en proyectos financiados con fondos federales; y
  • Críticamente, la insuficiente capacitación técnica y de seguridad de los empleados de campo que representaba un peligro directo para las operaciones actuales.

LUMA continúa progresando todos los días en la construcción de un sistema de energía más confiable y limpio para Puerto Rico y los 1.5 millones de clientes puertorriqueños a los que tenemos el privilegio de servir.  

                                                                                  ###